¿Cómo renovar mi casa sin gastar demasiado?

por: PRISA®

Compartir en:

Siempre llega el momento en que miramos a nuestro alrededor y, como si las paredes nos hablaran, aparece el deseo de cambiar la apariencia del hogar. En ocasiones detenemos ese cambio por falta de presupuesto o porque pensamos en una remodelación que llevará mucho tiempo, pero la realidad es que sin gastar demasiado y perder mucho tiempo podemos darle nuevos colores al hogar.

Cambia la pintura de tus paredes

El método más efectivo para cambiar el aspecto de tu casa de forma económica y fácil es cambiando el color de tus paredes.

Es muy sencillo realizar esta renovación, no representa un gasto muy grande, y tiene como resultado una vista completamente diferente de tu hogar.

Con el simple cambio de color en tus habitaciones puedes transformar la atmósfera, dar mayor amplitud o complementar el estilo decorativo de tu preferencia.

Mira cómo pintar una pared y qué herramientas necesitas

Para llevar a cabo este cambio no tienes que pintar todas tus paredes, basta con renovar una de ellas para darle un toque llamativo a tu recámara o sala, por ejemplo. Al elegir un solo muro y aplicándole el tono de acento que más te guste puedes darle un giro a tu habitación. Los mejores lugares para aplicar este consejo son la sala y el comedor.

>> Cómo pintar una pared de forma rápida y sencilla <<

Pinta los muebles de tus espacios

Si no quieres cambiar el color de tus paredes, puede hacer un cambio en tus muebles. Esta es una de las mejores formas para darle nueva vida a los muebles en los que ya es visible el paso del tiempo.

Con un par de manos de pintura, no sólo los puedes hacer lucir como nuevos, sino que puedes convertirlos en el complemento perfecto para el estilo decorativo de tu casa.

Por ejemplo, en la cocina, puedes pintar las puertas de la alacena para darle una nueva vista. Con un color de acento puedes hacer de tu cocina un espacio muy llamativo, donde los colores vibren junto con lo sabores de la comida, o bien, optar por colores neutros o pastel, para darle mayor luz.

En la recámara, sala o estudio, puedes pintar un librero o las puertas de un armario, y esto también resaltará tus espacios con nuevos colores.

Pintar las puertas de tu casa

Cada puerta es parte de la decoración general del hogar, a veces pasan desapercibidas o no solemos tomarlas como un elemento decisivo en la apariencia de la casa, pero basta con un cambio de color para notar su presencia y hacer de un pequeño detalle, una gran diferencia.

Incluso aquellas puertas de madera pueden ser renovadas con un poco de pintura vinílica, acrílica, o en su defecto, esmaltes y tintes para cambiar el color, o darle mantenimiento y mejorar sus acabados naturales.

> Cómo pintar una puerta de madera << (abre en una nueva pestaña)">>> Cómo pintar una puerta de madera <<

La gran ventaja con estos tres ejemplos es que se necesita de pocos materiales que además son sencillos de conseguir, como:

  • Brocha.
  • Rodillo y su charola.
  • Pintura vinílica o el producto indicado para pintar una superficie en particular.
  • Plástico para cubrir los muebles.
  • Masking tape, para cubrir enchufes y orillas.
  • Escalera o banco (de ser necesario)

Tal vez ya cuentes con uno o dos de los materiales necesarios para pintar tus paredes o muebles, y para los que hagan falta, en PRISA® te podemos ayudar a conseguirlos, e incluso llevarlos a tu casa sin costos extra. Sólo debes localizar tu tienda más cercana y llamarnos para hacer tu pedido.

Más ideas para renovar tu hogar sin gastar demasiado

Si quieres ir un paso más allá de la pintura de tus paredes, puedes darle más colores a tu casa realizando alguna de las siguientes sencillas modificaciones.

  • Cambia la distribución de los adornos y muebles – Sin gastar un solo peso puedes redistribuir tus adornos y muebles. En ocasiones un ligero cambio puede hacer que tu hogar parezca muy diferente.
  • Cambia de cortinas – Aunque no lo creas, las cortinas producen un gran efecto en la ambientación de tu casa, además de que puedes mejorar la iluminación de tus espacios. Con nuevas cortinas o usando otras que ya tengas, puedes complementar los colores de tu casa. Recuerda que lo recomendable es que utilices cortinas de telas claras para permitir el paso de la luz.
  • Decorar con plantas – Las plantas siempre darán un toque fresco y de alegría a cualquier habitación, sin importar los colores que tengas en ellas.
  • Cambiar las almohadas y cojines – No necesitas comprar nuevas almohadas o cojines, con un simple cambio de fundas, puedes hacer de pequeños detalles de tu sala y recámaras, los protagonistas de un bello cambio.

Recuerda que estos detalles deben ir en armonía y sincronía con el resto de los colores que tengas en tu hogar, por ello, la pintura que elijas para tus muros es muy importante. En PRISA® te ayudamos con las pinturas de la mayor calidad, y los mejores consejos para su aplicado.

Compartir en:

Suscríbete a nuestro blog y recibe noticias,
tendencias e inspiración para transformar tu hogar.