¿Cómo pintar tu cocina? 9 colores, 9 ideas para renovarla

por: PRISA®

Compartir en:

Todo gran platillo comienza con el color de la pintura para cocina, ya que para todo amante del arte culinario, el espacio y sus colores son tan importantes como los ingredientes que utilizarán.

“Cocinar es tan popular porque es la mezcla perfecta de comida y diversión”, dice el chef británico Emeril Lagasse; sensaciones que se intensifican cuando el espacio es cómodo y alegre, así que, si estás pensando en remodelarla, la pintura que elijas es fundamental, pues un cambio de color puede ser una gran diferencia.

Con los siguientes consejos e ideas, pintar tu cocina no sólo será sencillo, sino que sus colores y sensaciones perdurarán. 

Antes de pintar la cocina

  • Toma en cuenta las dimensiones del espacio. Los tonos claros pueden aportar una sensación de amplitud y, por el contrario, los oscuros pueden reducir el espacio. Asimismo, el tamaño del espacio es fundamental para saber cuánta pintura debes utilizar.
  • Piensa en los azulejos y pisos. Los colores para cocina deben estar en armonía con los azulejos y el suelo también.
  • Valora la iluminación. Si entra mucha luz natural a la cocina, se pueden escoger colores más llamativos e intensos; sin embargo, cuando es demasiado oscura, son preferibles tonos claros.
  • Considera el mobiliario y electrodomésticos. Tanto el color de los armarios como el de los electrodomésticos es determinante para elegir el tono de las paredes de la cocina, pues deben hacer contraste agradable a la vista. Asimismo, si estás pensando en pintar los gabinetes o la alacena debes tener presente que la mejor forma de pintarlos es desmontando las piezas. Asimismo, para proteger el mobiliario te recomendamos cubrir los bordes con masking tape.
  • Elige una pintura de calidad. Al seleccionar una pintura satinada o brillante es importante que sea de buena calidad, resistente a la constante limpieza, ya que es inevitable que algunos espacios se salpiquen de grasa o líquidos.

 Mejores colores para pintar una cocina

Beige

El beige es un color cálido, acogedor y elegante. Al ser un color claro, tiene la capacidad de iluminar y amplificar visualmente los espacios, pero con un toque más confortable. Este color es una opción segura para cualquier tamaño de cocina, ya que garantiza un espacio cómodo y amigable para cocinar y disfrutar con familia y amigos.

Amarillo

El color amarillo suele llenar de una luz muy viva los espacios. Es un color luminoso y puede resultar en una cocina alegre y acogedora.

También suele ser muy fácil de combinar con otros colores; por ejemplo, los metálicos de los electrodomésticos, o los tonos claros y oscuros de los gabinetes.  

Naranja

El naranja, aunque es un tono fuerte, es un color alegre. Puede dar una vista juvenil y relajada a la cocina, ideal si se trata de una cocina donde también suelen comer, ya que, según la psicología del color, el naranja propicia la comunicación. Sin embargo, te recomendamos que, si la cocina es muy pequeña, es mejor no elegir este color, pues las dimensiones del espacio se pueden percibir más pequeñas. Combina muy bien con los tonos tierra, blanco y con materiales como la madera.

Rojo

El rojo puede parecer una opción arriesgada, pero se trata de un color con mucha personalidad, intenso y llamativo. Si uno de tus espacios favoritos es la cocina y la relacionas con la creatividad, esta tonalidad tan viva es una excelente opción. Te recomendamos combinarlo con muebles blancos para un mayor contraste o con mobiliario oscuro para darle un toque elegante y sobrio. Si crees que es demasiado pintar las paredes de rojo, también puedes experimentar y darle un giro a tu cocina con los gabinetes y mobiliario en rojo.

Rosa

Los colores pastel llenan de luz los espacios, al tiempo que le dan un toque atrevido y juvenil. Un tono rosa pastel o envejecido, con mobiliario en blanco, le dará a tu cocina una luz acogedora y alegre; con tonalidades oscuras puede resultar un contraste muy atractivo.

Azul

Al igual que el rosa, el azul en tono pastel queda excelente con mobiliario oscuro y claro, llenando de luz la cocina. Pero si lo que buscas es un cambio más atrevido, puedes probar con un azul más fuerte. Un tono índigo puede dar frescura a los colores madera y hacer un bello contraste con los tonos más claros.

Verde

El verde es el color asociado a la naturaleza, lo que ayuda a crear un espacio relajado y de paz, sensaciones que algunas personas encuentran al cocinar. Dependiendo de la tonalidad que se elija, el estilo de la cocina será distinto. Los tonos claros, por ejemplo, son luminosos y frescos, aún más cuando se les combina con el blanco, por lo que más recomendable es utilizarlos en los gabinetes o mobiliarios.

Para las paredes, un color de pintura para cocina que recomendamos es el olivo. Da un look sobrio y audaz a la vez, ya que crea contrastes atractivos con los colores metálicos y/o las maderas.

Negro

Es el color de elegancia por excelencia. Si tu cocina tiene maderas fuertes, el negro dará un toque de sofisticación; si lo combinas con mobiliario y electrodomésticos blancos, tendrá una vista clásica.

Lo único que debes tomar en cuenta para este color es que tu espacio sea amplio y con una entrada de luz grande, de lo contrario, la cocina puede convertirse en una cueva donde parezca que se preparan pócimas y no ricos platillos.

Blanco

Sin duda el color más seguro de todos. Automáticamente le da brillo y puede combinar prácticamente con cualquier tonalidad que guarde el mobiliario, utensilios y electrodomésticos de la cocina.

Es ideal para que el espacio transmita tranquilidad, paz y serenidad, así como para todos los estilos y tamaños de cocina, especialmente para las pequeñas, ya que provoca la sensación de estar en un espacio más amplio.


Todos tenemos un aroma que al percibirlo nos lleva de regreso a la cocina de nuestro hogar, y junto con la comida de los abuelos, mamá o papá, recordamos los detalles y los colores del lugar. Por ello debes elegir la pintura para cocina, con el mismo cuidado que se cocina una comida para familia y amigos.

Una de las mejores pinturas para cocina, con un alto poder cubriente es COLOREX ® BASE AGUA de PRISA®. Se trata de un esmalte sin solventes ni metales pesados, y resistente a la humedad, ideal para para pintar cocinas. Asimismo, al aplicarlo podrás percibir un aroma a vainilla, con lo que la experiencia de pintar se hace mucho más agradable.

COLOREX® tiene una gran variedad de tonalidades, y, si tienes un color en mente, acude a una de nuestras tiendas y lo igualamos.

Compartir en:

Suscríbete a nuestro blog y recibe noticias,
tendencias e inspiración para transformar tu hogar.