Ventajas de pintar tus paredes con brocha

por: PRISA®

Compartir en:

La brocha es la herramienta para pintar por excelencia por su facilidad de uso y también al ser la herramienta más económica.

Cada vez existen más opciones en tamaño, forma y tipo de filamentos que pueden hacer tu trabajo más sencillo, pues se trata de una herramienta muy manejable, que no requiere habilidad particular, o experiencia, para conseguir buenos acabados.

Principales ventajas de pintar paredes con brocha

  • Mayor movilidad.
  • Fácil de conseguir.
  • Mayor precisión.
  • Sencillo uso.
  • Gran durabilidad.
  • Es Indispensable para pintar pequeños detalles como esquinas o marcos de puertas.

Para aprovechar sus virtudes y lograr los mejores resultados es indispensable que conozcas algunos aspectos esenciales.

¿Como pintar con brocha sin dejar rayas?

¿Te ha pasado que pintas capa tras capa, pero las rayas en la pared no disminuyen? Gran parte de la solución está en elegir la brocha adecuada para la pintura con que trabajas.

Esencialmente hay dos tipos de brocha:

  • Brochas de cerdas naturales. Ideales si tu pintura es de base aceite, barniz y tintes; no se recomiendan para pinturas de agua, ni superficies rugosas.
  • Brochas de cerdas artificiales. Hechas de nylon o poliéster, son más resistentes, son la mejor elección al usar pintura vinílica. Tienen una gran durabilidad si se cuidan apropiadamente.
  • Brochas Hibridas, Una combinación de cerdas naturales y filamentos sintéticos,que sirven para pintar igual con vinílicas que con esmaltes.

El otro factor para lograr los acabados perfectos es la técnica de pintado. Con los siguientes consejos podrás conseguirlos.

7 consejos para pintar sin dejar manchas.

  1. Antes de comenzar a pintar, toma un trapo mojado y  humedece las cerdas, de esa manera retendrá de forma más uniforme la pintura.
  2. Usa brochas de 6 pulgadas para espacios grandes y de 2 pulgadas para detalles, como esquinas o delimitación de colores.
  3. Para evitar el exceso de pintura en la brocha y que “chorree” sumérgela en la pintura solo a un tercio de su tamaño y presiona suavemente sobre el borde del bote.
  4. Si eres derecho, la forma natural de pintar es empezando en la parte más alta y de izquierda a derecha. Intenta que la primera capa sea lo más uniforme posible, de esta forma conseguirás un mayor cubrimiento.
  5. Espera el tiempo recomendado, que aparece en la lata de pintura, antes de aplicar la segunda mano.
  6. Aplica la segunda mano de pintura del mismo modo que la primera y espera a que seque.
  7. Al finalizar de pintar, quítale el exceso de pintura a la brocha y lávala muy bien con agua tibia y jabón, así la guardarás limpia y alargaras la vida útil de las cerdas.

¿Cómo reconocer una brocha de calidad?

Antes de comprarla desliza sus cerdas contra tu palma, revisa que estén compactas y sean flexibles. Luego da un pequeño jalón, si al hacerlo no se desprende nada, estás frente a una brocha de buena calidad.

¿Cómo cuidar de una brocha?

Para mantener tu herramienta en buen estado límpiala después de cada uso, retirando primero toda la pintura y luego lavándola con agua o con solvente, según sea el caso,  si la pintura ya está un poco seca, sumérgela por no más de 10 min. Sécala muy bien y cúbrela con plástico para guardarla y mantenerla en buen estado.

Recuerda que una parte importante del éxito de tu proyecto es seleccionar la herramienta y la pintura vinílica adecuada y de buena calidad.

En PRISA® puedes encontrar pintura de la más alta calidad, de gran poder cubriente y muy fácil de aplicar. Visita tu tienda más cercana y nuestros consultores te podrán ayudar con los mejores consejos para que tus trabajos de remodelación sean lo más sencillos posibles, así como para encontrar cualquier color que estés buscando.

Compartir en:

Suscríbete a nuestro blog y recibe noticias,
tendencias e inspiración para transformar tu hogar.