¿Cómo quitar la humedad de las paredes? 5 sencillos consejos

por: PRISA®

Compartir en:

Además de que se ve mal, el olor que produce la humedad en tus paredes es espantoso. Afortunadamente existen sencillos remedios para deshacerte de esas horribles manchas o de la pintura descarapelada en tus paredes.

¿Por qué se ocasiona la humedad?

Existen diversas razones por las que la humedad se propaga en las paredes, algunas de las más comunes son:

  • Por fugas de agua en tuberías.
  • Por desagües bloqueados que originan acumulación de agua en canalones o canaletas.
  • Por filtraciones desde el techo, la fachada o grietas.
  • Por exceso de humedad en el piso que sube por capilaridad por los muros.

¿Cómo evitar la humedad?

Identifica el origen

Lo primero es identificar el origen de la humedad y repararlo a la brevedad. En caso de que la reparación no sea posible al momento, una remedio momentáneo es dar una salida controlada y poco visible a la humedad.

Ventila los espacios

Dejar abiertas puertas y ventanas es lo más sencillo que puedes hacer para evitar la acumulación de moho, ácaros y otras impurezas. El aire ayuda a secar de forma natural la humedad y evita el ambiente idóneo para la creación de hongos y bacterias.

 No cubras los desperfectos

Es común que para evitar que se vean feas las paredes se coloquen muebles o cuadros que tapen el área afectada; sin embargo, lo único que esto ocasiona es que empeore, ya que impide que circule el aire y el moho queda retenido, por lo que prolifera con el paso de los días.

En estos casos lo mejor es que retires los muebles a una cierta distancia, procurando que haya espacio necesario para una correcta ventilación.

Impermeabiliza techos y azoteas de forma preventiva

Lo más común es que se impermeabilice cuando ya existe un problema de humedad o en plena temporada de lluvias, sin embargo, lo más recomendable es aplicar impermeabilizante para techo de forma preventiva, con al menos un mes de anticipación.

Si se impermeabiliza durante la época de lluvias se corre el riesgo de que el producto no esté bien fijado y se comience a filtrar el agua. De igual forma, el impermeabilizante no quita la humedad ya existente, así que no previene que esto ocurra y se propague. Por estas razones, lo mejor es anticiparse a cualquier problema.

5 métodos sencillos para quitar la humedad de las paredes

Cuando la humedad ya se ha propagado se debe conocer la causa del problema para atacarlo de raíz, ya que el tipo de solución depende del origen. Por ahora nos enfocaremos en la humedad de cimientos, ya que es la causa más común y la más fácil de quitar.

¿Qué es la humedad por cimientos?

Las casas o plantas bajas de departamentos están en contacto directo con el suelo, por lo que sus muros absorben y bombean agua del terreno. Esto ocasiona que las paredes absorban el agua, ocasionando los problemas de humedad. Estas son las 5 soluciones más sencillas:

1. Utilizar sal marina para lugares cerrados

La sal marina o de grano es una sustancia natural que puede ayudarte a terminar con la humedad de los espacios cerrados, ya que desinfecta, impide que se formen manchas oscuras de moho y neutraliza los olores fuertes.

En pequeños recipientes o bolsas coloca sal marina y deposítalas al interior del armario; cámbialas por lo menos una vez al mes.

2. Usa bicarbonato

Una opción económica para quitar las manchas y el mal olor por la humedad de tus paredes es el bicarbonato de sodio. Este compuesto no es agresivo para tu salud, tiene propiedades que evitan la creación de bacterias y hongos, y además, cuenta con una gran capacidad de absorción. La mejor forma de aplicarlo es de la siguiente manera:

  • Aplica un poco de bicarbonato de sodio sobre las áreas afectadas.
  • Déjalo actuar durante dos horas.
  • Retíralo con un cepillo.

También puedes poner un poco en varios recipientes y distribuirlos por los armarios que tengan humedad.

3. Recurre a la sal de boro

Esta sustancia tiene propiedades que eliminan los hongos y es menos agresivo con el ambiente que otros productos como el cloro. Aunque normalmente se utiliza en las casas para hacer limpieza, también es una solución contra la humedad de tus paredes.

En 4 fáciles pasos puedes aplicar la sal de boro:

  1. Ponte guantes para usar la sal de boro.
  2. Mezcla una cucharada en dos litros de agua.
  3. Con un cepillo aplícalo sobre las zonas afectadas.
  4. Déjalo reposar al menos por media hora y después quita el exceso de humedad con un paño limpio.

4. Dale un twist al vinagre de manzana

Esta opción natural es útil para limpiar múltiples superficies y eliminar el moho. Para utilizarlo de forma efectiva sólo diluye una taza de vinagre en tres litros de agua y aplica el líquido en la mancha con una esponja o un paño.

5. Aplica talco

Rocía las manchas de humedad con talco y distribúyelo con un paño seco. Deja que el talco penetre en la pared y repite cuantas veces sea necesario para que la mancha desaparezca.

Es importante señalar que estos métodos con materiales caseros, no son una solución a corto plazo y que si el problema es severo, lo mejor es recurrir a expertos que te ayuden a eliminar este tipo de imperfecciones y problemas en tu hogar.

Estos métodos son efectivos ante problemas sencillos de humedad, cuando la situación es grave lo mejor es recurrir a expertos. Recuerda que en los trabajos de mantenimiento más comunes del hogar está la impermeabilización y, para ello, PRISA® puede ayudarte con los mejores productos y los mejores consejos.

Compartir en:

Suscríbete a nuestro blog y recibe noticias,
tendencias e inspiración para transformar tu hogar.