Colores para lograr una decoración nórdica en tu recámara

por: PRISA®

Compartir en:

Desde hace varios años el estilo nórdico ha sido una de las tendencias en decoración de interiores más populares, y como en toda decoración, los colores son la clave para conseguirlo, en este caso, aquellos claros son fundamentales.

Orígenes del estilo nórdico

Cómo su nombre lo indica, el estilo nórdico tiene su origen en países de la Región Báltica (Noruega, Suecia, Dinamarca, Finlandia, Islandia), donde los elementos decorativos al interior de las casas son una extensión de los elementos de la naturaleza típica, acompañada con colores claros para extender la luz del día que suele ser breve en aquellas zonas de Europa.

Como estilo de interiorismo, comenzó a ser exportado desde la segunda mitad del Siglo XX, de la mano con tendencias minimalistas, ya que la sutileza es una de sus características principales.

Mobiliario, materiales y texturas en la decoración nórdica

El mobiliario que queda a la perfección en el diseño nórdico es de líneas rectas y diseño sencillo; de maderas claras y con un estilo rústico para procurar calidez en un espacio en el que los colores fríos pueden predominar. También es importante destacar que los muebles que se elijan deben ser funcionales, ya que la sutileza es primordial en este tipo de decoración.

La madera, ya sea en el piso o los muebles, es un elemento fundamental, pero también tiene un papel importante las telas de lana, algodón y lino. 

Colores ideales para el estilo nórdico

Los tonos claros, pasteles y algunos neutros, son ideales para plasmar el estilo nórdico a través de la pintura para paredes, o bien, de elementos decorativos. Sin embargo, los colores por excelencia para este tipo de decoración son:

  • Gris.
  • Blanco.
  • Arena o maderas claras.
  • Beige.

Aunque este estilo se puede trasladar a cualquier espacio de tu casa, suele tener un mayor impacto en las recámaras, ya que transmite mucha calma y hace que los espacios sean muy acogedores. 

Gris

Los grises claros, a semejanza de los pálidos y nublados cielos escandinavos, son tonos que podemos ver de forma recurrente en las paredes de recámaras nórdicas. Con textiles de colores similares y muebles de madera clara se puede crear contrastes que darán sutiliza y calidez a tu espacio. Si quieres agregarle un detalle que resalte, puedes probar con tonos más fuertes u oscuros en una de las paredes, solo procura que tengas una buena entrada de luz natural.

Blanco

El blanco es un color que nunca falla en tus paredes pues brinda mucha versatilidad. Si quieres aprovechar la pintura blanca de tus muros en un estilo nórdico puedes combinarlo con maderas o bien elementos decorativos de tonos arena muy claros. Esto creara un ambiente lleno de luz y calidez.

Beige

El colore beige también puede ser un excelente aliado para la decoración nórdica. Si eliges este color para pintar tus paredes, puedes combinarlo con mobiliario en blanco o de madera.

Arena o maderas claras

Los tonos arena o de maderas claras se complementan muy bien con muebles en tonos similares y en compañía de plantas o elementos decorativos que evoquen la naturaleza. El verde de las plantas sobresaltará de un espacio sutil, brindando alegría y mayor luz.

Si te gusta la sutileza, la calidez y los espacios con mucha luz, este puede ser el estilo que quieras para tu recámara. Como podrás apreciar no es difícil de replicarlo, solo requieres de los colores adecuados para crear una atmósfera increíble.

En PRISA® te ayudamos a conseguir la mejor pintura para interiores en una amplia gama de colores para casa, y consigas el espacio de tus sueños.

Compartir en:

Suscríbete a nuestro blog y recibe noticias,
tendencias e inspiración para transformar tu hogar.